Sistema Endocrino

Sistema endocrino

 

El sistema endocrino está formado por una serie de glándulas que liberan un tipo de sustancias llamadas hormonas; es decir, es el sistema de las glándulas de secreción interna o glándulas endocrinas. Una hormona es una sustancia química que se sintetiza en una glándula de secreción interna y ejerce algún tipo de efecto fisiológico sobre otras células hasta las que llega por vía sanguínea.

Las hormonas actúan como mensajeros químicos y sólo ejercerán su acción sobre aquellas células que posean en sus membranas los receptores específicos (son las células diana o blanco). Las glándulas endocrinas más importantes son: la epífisis o pineal, el hipotálamo, la hipófisis, la tiroides, las paratiroides, el páncreas, las suprarrenales, los ovarios, los testículos. [1].

Estructura y partes del sistema digestivo

Imagen tomada de: https://goo.gl/DSOqMS

 

Funcionamiento del sistema endocrino

La actividad del sistema endocrino afecta a todas y cada una de las células del organismo, ya que se encarga de mantener el equilibrio químico y de controlar el funcionamiento de los diferentes órganos, de tal manera que participa, por ejemplo, en la regulación del desarrollo y el crecimiento corporal, la metabolización de los nutrientes, la función sexual, el estado de ánimo, el sueño, la actividad cerebral, etc.

Todo ello lo realiza mediante la producción de hormonas por parte de una serie de glándulas que se ubican en diferentes partes del organismo y que cumplen distintas funciones de control y estimulación en el funcionamiento de órganos y tejidos. No obstante, sus funciones son básicamente tres:  

  • Homeostasis: estimula o inhibe los procesos químicos que se desarrollan en las células, manteniendo el equilibrio químico del organismo.

  • Reproducción: estimula la maduración de los óvulos y la producción de espermatozoides, ambos esenciales para la reproducción humana. En el caso de la mujer, participa activamente en preparar el útero para iniciar la gestación, mantenerla e inducir el parto, además de posibilitar la lactancia materna.

  • Desarrollo corporal: controla e induce el desarrollo del ser humano desde el mismo momento de la concepción, así como el crecimiento y desarrollo del organismo hasta alcanzar la pubertad y la madurez física [2].

 

Glándulas que conforman el sistema endocrino

Existe una gran cantidad de glándulas en este sistema, como son [3]:

  • Hipotálamo. Es una estructura localizada en el cerebro, sin embargo desde el punto de vista de su funcionamiento se considera parte del sistema endocrino ya que regula la mayor parte de los procesos que se llevan a cabo en el organismo mediante la producción de factores liberadores.

  • Hipófisis. También se conoce como pituitaria, se encuentra ubicada dentro del cráneo sobre una prominencia ósea conocida como la silla turca, esta glándula libera una serie de factores que son necesarios para regular la función de las demás glándulas del sistema endocrino.

  • Tiroides. La tiroides produce las llamadas hormonas tiroideas que están directamente relacionadas con el metabolismo, cuando esta glándula disminuye su función ocurre el hipotiroidismo, mientras que cuando esta aumenta se produce el hipertiroidismo.

 

Glándulas que hacen parte del sistema endocrino

Imagen tomada de: https://goo.gl/hNHwlX

 

 

 

  • Paratiroides. Esta glándula produce la Parathormona, que tiene como función regular los niveles de calcio en el organismo.

  • Páncreas. Los islotes pancreáticos producen una de las hormonas más importantes como lo es la Insulina, sustancia que es necesaria para que se lleve a cabo el metabolismo de la glucosa, su carencia produce la enfermedad conocida como Diabetes.

  • Suprarrenales. Las glándulas suprarrenales producen varias hormonas de las cuales el cortisol es la más importante, ya que prepara al organismo para el estrés, esta glándula también produce hormonas relacionadas con la presión arterial así como hormonas sexuales de tipo masculino.

  • Gónadas. Las gónadas están encargadas de producir las hormonas sexuales, corresponden a los ovarios en la mujer, que producen estrógenos y progesterona, así como los testículos en los hombres, que producen testosterona. Estas hormonas son responsables de la aparición y desarrollo de los caracteres sexuales secundarios así como de la función sexual y la capacidad de reproducción.

 

Enfermedades del sistema endocrino

El sistema endocrino produce más de 20 hormonas que cumplen diferentes funciones en el organismo y que si se producen en exceso o de forma insuficiente pueden generar distintas enfermedades, entre las que cabe destacar las siguientes [4]:

  • Diabetes tipo 1: es una enfermedad que tiene su origen en un trastorno del sistema inmunitario. En este caso el páncreas no produce la insulina suficiente para cubrir las necesidades del organismo. Suele debutar a edades tempranas (infancia y adolescencia) y el único tratamiento posible es aportar de forma exógena la insulina que necesita el organismo para seguir funcionando correctamente.

  • Diabetes tipo 2: en la denominada diabetes del adulto el problema es diferente, ya que lo que la produce es un mecanismo conocido como resistencia a la insulina, es decir, que el organismo no es capaz de utilizar adecuadamente la insulina que produce. Es un problema muy relacionado con el sobrepeso y la obesidad, además de con la edad. En sus fases iniciales puede ser controlada mediante una dieta adecuada y la práctica regular de ejercicio, aunque es frecuente que sea necesario un tratamiento con antidiabéticos orales para controlar los niveles de glucosa en sangre. En las fases más avanzadas será necesario inyectar insulina, como sucede en el caso de la diabetes tipo 1.

  • Trastornos relacionados con la hormona del crecimiento: esta hormona se produce en la hipófisis y está íntimamente relacionada con el crecimiento y desarrollo del ser humano. De ahí que cuando hay un déficit de esta hormona el crecimiento del niño será inferior a lo norma, mientras que el exceso determinar un crecimiento excesivo (gigantismo).

  • Hipertiroidismo: se caracteriza por una presencia excesiva de hormonas tiroideas en la sangre. Puede ser una enfermedad con entidad propia o secundaria a otras patologías, como sucede con la enfermedad de Graves en el caso de los niños, que es de origen inmunitario y bloquea las glándulas tiroideas. Puede ser necesaria la extirpación de estas glándulas o su inactivación mediante radioterapia.

  • Hipotiroidismo: en este caso el problema es que no se producen suficientes hormonas tiroideas, lo que conlleva un enlentecimiento general del sistema metabólico, ocasionando una sensación continua de fatiga, hipotensión arterial, frecuencia cardiaca baja, sobrepeso, etc.  Se suele tratar administrando hormonas tiroideas para cubrir las necesidades del organismo.

  • Insuficiencia suprarrenal: se produce porque las glándulas suprarrenales no producen la cantidad necesaria de corticoesteroides, lo que genera sensación de fatiga, debilidad general, deshidratación, dolor abdominal y otros síntomas. Este trastorno ocurre cuando la corteza suprarrenal no produce suficientes corticoesteroides. También en este caso el tratamiento es el aporte exógeno de la hormona deficitaria.

  • Pubertad precoz: es más frecuente de lo que se cree y se produce porque la hipófisis se anticipa al momento en que debe iniciar la producción de las hormonas que inducen la liberación de hormonas sexuales por parte de las gónadas, lo que implica que los cambios físicos asociados a la madurez sexual se producen antes de lo que cabría esperar. Sin embargo, con el tratamiento adecuado pueden tener un desarrollo normal.

 

Referencias

[1] http://www.profesorenlinea.cl/Ciencias/sistemaEndocrino.htm

[2] http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/funcionamiento-sistema-endocrino.html

[3] http://www.definicionabc.com/salud/sistema-endocrino.php

[4] http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/enfermedades-sistema-endocrino.html